miércoles, 14 de enero de 2009

Contra Jaime Gil de Biedma

De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación —y ya es decir—,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?

Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.

Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
—seguro de gustar— es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.

Si no fueses tan puta!
Y si yo supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco...
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.

A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!

Jaime Gil de Biedma
Poemas Póstumos (1969)

19 comentarios:

  1. Niego que amarse a uno mismo sea inmoble. Hay que amarse. Es la mejor manera que hay de que te amen.
    Me amo
    Te amo
    Le amo

    ResponderEliminar
  2. Antoñita la jomsom14 de enero de 2009, 12:07

    Yo solo se que te amo!!...jajajaja...

    En serio,soy nueva aqui....asi q nose como va esto..a ver si me entiendo...pero te digo q vaya poema!!..es tuyo?...pq escribes de maravilla ijo!!...jajaja..
    Yo me dedico a cantar con mi piano,si qieres me puedes escribir algun dia alguna letrilla o coplilla para q os deleite a mi publico con esta mi voz!!...

    Me pasara a menudo a ver si has actualizado...

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Jaime Gil de Biedma, Poemas PÓSTUMOS, 1969

    ¬¬

    Chico, de todas formas, para haber publicado esto, debe haberte pillado una mala racha, ¿te serviría de algo si te dijera que esta mañana me he levantado pensando en tí (más en tí que en tu blog)? porque, la verdad, sin conocerte, me encantas, escribes de vicio, te gusta la misma música que a mí, y por las fotos se te ve taaan guapoooo...

    No te preocupes si a tu edad sigues actuando como si tuvieras 10 años menos... joder, mejor para tí, diviértete, tú puedes.

    Todos nos amamos y nos odiamos a nosotros mismos, eso es la vida, es una especie de guerra que debemos librar, pero centrarse demasiado en esa guerra, evita el amar a los demás, y evita también que seamos amados. Es mejor ser más inconscientes al respecto.

    ResponderEliminar
  4. Fuerte e intensa, me gustó mucho.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. me suena a novio con riña incorporada. ánimo!

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo con Joss. Aunque sé que es difícil no sirve de nada andar de gresca con tu reflejo, con esa parte de ti que distorsionas y que crees que los demás ven tal cua ltu la ves.

    Hay veces que la voracidad del ego amenaza con hacernos desaparecer.

    Mucho año, escribe mucho, pero intenta que sea en positivo. Me gustan tus letras directas, sencillas, claras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Si esto va dedicaco a alguien en especial lo has dejado en la mas lamentable mierda que te puedas encontrar.Me recuerda un poco a la vida pasada con mi ex.
    Besetes

    ResponderEliminar
  8. adoro, me quema, este poema de Gil de Biedma.

    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho, ya que revela como las relaciones humanas y las personas en sí poco de racionales tienen. Como el amor, la pasión, o la simple atracción derrumban posibles esquemas lógico-racionales que supuestamente nos rigen.
    Aceptar la irracionalidad propia del ser humano nos ayuda a entender situaciones como éstas y comprender que, a veces, no es tan fácil escapar a ciertos círculos viciosos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el comentario de3 sero...

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Me encanta Gil de Biedma...
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. .......

    sin comentarios, te he impreso y mañna vuelvo....

    ResponderEliminar
  13. Cuanta intensidad!!!

    Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
    y la más innoble
    que es amarse a sí mismo!

    El descontrol a todo lo que da.... hay de pasiones a Pasiones!

    Yo prefiero las Pasiones...

    ResponderEliminar
  14. a veces si nos miraramos por un agujerito, tela
    espero que no sea tal tu estado de animo
    besos

    ResponderEliminar
  15. Yo le conocí, y este poema es como un juego de espejos.

    ResponderEliminar
  16. es tremendo y buenisimo....
    lo guardo porque merece la pena tener en cuenta este texto...
    saludos...¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Que bien te llevas contigo mismo... `pero está muy bien descrito. Dile que ya no eres un muchacho, que eres un hombre y que se emborracha y es puta porque sabe lo que quiere.

    ResponderEliminar
  18. ¿Que le pasaría a usted con Jaime?

    ResponderEliminar
  19. Terrible...en el fondo hermoso, pero terrible.

    ResponderEliminar