jueves, 7 de abril de 2016

PABLO Y JULIA


   Pablo publicaba nueva novela esa semana y Julia contaba los minutos para poder leerla. Julia y Pablo estuvieron liados en la facultad cuando los dos estudiaban Filología Hispánica. Éso es lo que contaba ella a sus amigas cada vez que veía algún libro suyo en los escaparates. En realidad sólo se liaron una noche; apenas un magreo, un “petting”, unas pajillas, pero a Julia le duró el cuelgue los cuatro años de carrera. Pablo acabó con un expediente plagado de Matriculas de Honor y con el tiempo, además convertirse en multipremiado escritor, se hizo cargo del Instituto Cervantes de Marruecos. Julia, sin embargo, tomó otras vías, la Gran Vía, logrando ser encargada de un Burger King de allí. A las ocho la tarde Julia acabó su turno y se fue a los jardines del Templo Debod para disfrutar de los últimos rayos de Sol y del libro de Pablo descargado la noche anterior. Sólo le bastó leer las primeras líneas para acabar con la ilusión que tenía en ser la protagonista de su nueva obra. En el primer párrafo de la primera página, una tal Julia Salas era atropellada por un autobús…




1 comentario: